Año 2015 / Volumen 22 / Número 3

Nota clínica

Desarrollo de miastenia gravis tras administración de toxina botulínica en el síndrome de dolor miofascial

Rev Soc Esp Dolor 2015; 22(3): 102-105

M.ª F. Muñoz Velázquez (Servicio de Anestesiología y Reanimación.), R. Zueras Batista (Unidad de Dolor. Hospital Universitario de Móstoles. Móstoles, Madrid.), R. Abalo Delgado (Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad Rey Juan Carlos. Alcorcón, Madrid.), A. Rincón Vázquez (Unidad de Dolor. Hospital Universitario de Móstoles. Móstoles, Madrid.) y B. Quintana Gordon (Unidad de Dolor. Hospital Universitario de Móstoles. Móstoles, Madrid.)


ABSTRACT

Myofascial pain syndrome is a painful muscle condition which is defined as local or referred pain associated with hypersensitive palpable nodules in the way of that muscle and is a frequent pathology in consultations on chronic pain.
Botulinum toxin is an exotoxin produced by Clostridium botulinum, of which serogroups A, B and F have clinical utility (mainly type A- Botox®, Dysport®). This is one of the most potent neurotoxins and is administered compassionatelly in the treatment of myofascial pain syndrome. The toxin has a beneficial analgesic effect by reducing muscle hyperactivity but recent studies suggest that this neurotoxin may also induce analgesia by non-neuromuscular actions. Its use is not without risks. Adverse effects are related to the migration of the toxin and are usually mild or moderate and transient. There have been reports of prolonged muscle weakness and diseases like myasthenia gravis or Lambert Eaton syndrome triggered by the use of the toxin.
We report a case of a male patient with myofascial pain syndrome whose psoas and quadratus muscles were treated with injections of botulinum toxin. Following the improvement in clinical muscle situation, repetitive diplopia and ptosis developed and the patient was diagnosed of myasthenia gravis.
We review the pathogenesis of myofascial pain syndrome and myasthenia gravis and the use of botulinum toxin and relationships between them.
We conclude that a detailed history is required prior to the use of botulinum toxin on patients with muscle pathology or signs of muscle weakness.


RESUMEN

El síndrome de dolor miofascial (SDM) es una patología muscular dolorosa que se define como dolor local o referido asociado a la presencia de nódulos palpables hipersensibles en el trayecto de ese músculo y constituye una patología frecuente en las consultas de dolor crónico.
La toxina botulínica es una exotoxina producida por el Clostridium botulinum, cuyos serotipos A, B y F tienen utilidad clínica (fundamentalmente tipo A- Botox®, Dysport®). Se trata de una de las neurotoxinas más potentes que existen. Se utiliza como uso compasivo en el tratamiento del síndrome de dolor miofascial. El efecto beneficioso analgésico del uso de la toxina se origina de reducir la hiperactividad muscular pero estudios recientes sugieren que esta neurotoxina puede tener efectos analgésicos directos diferentes de sus acciones neuromusculares. Su uso no está exento de riesgos. Los efectos adversos se relacionan con la migración de la toxina y son en general leves o moderados y pasajeros. Se han descrito casos de debilidad muscular prolongada e incluso cuadros de miastenia gravis, síndrome de Eaton Lambert desencadenados por el uso de la toxina.
Presentamos el caso clínico de un varón afecto de síndrome de dolor miofascial del cuadrado lumbar y psoas tratado con infiltraciones con toxina botulínica. Tras la mejoría del cuadro clínico muscular se desarrolla diplopía y ptosis palpebral reiterante, siendo diagnosticado de miastenia gravis.
Revisamos la etiopatogenia del síndrome de dolor miofascial y de la miastenia gravis, así como el uso de la toxina botulínica y sus relaciones entre ellos.
Concluimos que es necesaria una anamnesis detallada previa a la utilización de toxina botulínica sobre patología muscular o signos de debilidad muscular.


Artículos relacionados

Instrucciones para citar

M.ª F. Muñoz Velázquez (Servicio de Anestesiología y Reanimación.), R. Zueras Batista (Unidad de Dolor. Hospital Universitario de Móstoles. Móstoles, Madrid.), R. Abalo Delgado (Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad Rey Juan Carlos. Alcorcón, Madrid.), A. Rincón Vázquez (Unidad de Dolor. Hospital Universitario de Móstoles. Móstoles, Madrid.) y B. Quintana Gordon (Unidad de Dolor. Hospital Universitario de Móstoles. Móstoles, Madrid.). Desarrollo de miastenia gravis tras administración de toxina botulínica en el síndrome de dolor miofascial. Rev Soc Esp Dolor 2015; 22(3): 102-105


Descargar a un gestores de citas

Descargue la cita de este artículo haciendo clic en uno de los siguientes gestores de citas:

Métrica

Este artículo ha sido visitado 406 veces.
Este artículo ha sido descargado 2 veces.

Compartir

Este artículo aun no tiene valoraciones.
Valoración del lector:
Valora este artículo:
© 2020 Revista de la Sociedad Española del Dolor
ISSN: 1134-8046   e-ISSN: 2254-6189

      Indexada en: