Año 2018 / Volumen 25 / Suplemento 1

Original

El papel de la psicología en las unidades de tratamiento del dolor: acerca de la actividad asistencial, docente e investigadora

Rev Soc Esp Dolor 2018; 25(Supl. 1): 14-28 / DOI: 10.20986/resed.2017.3603/2017

A. Castel1, B. Ojeda2, C. Van-der Hofstadt3, V. Monsalve4, I. Failde5, A. Salazar5 y J. Miró6 1Unidad de Dolor. Hospital Universitari de Tarragona Joan XXIII. Grupo Multidisciplinar de Investigación en Dolor (GMID). Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili. Departamento de Psicología. Universitat Rovira i Virgili. 2Unidad de Fibromialgia. Hospital Clínic de Barcelona. 3Unidad de Psicología Clínica de la Salud. Hospital General Universitario de Alicante. Departamento de Psicología de la Salud. Universidad Miguel Hernández. Instituto de Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (ISABIAL-FISABIO). 4Unidad Multidisciplinar de Tratamiento del Dolor. Consorcio Hospital General Universitario de Valencia. 5Área de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de Cádiz. Observatorio del Dolor (Cátedra Externa del Dolor). Universidad de Cádiz. Instituto de Investigación e Innovación en Ciencias Biomédicas de la Provinci


ABSTRACT

Objective: To determine the roles of psychologists in Spain who dedicate totally or partially to the study and treatment of pain, as well as their training, clinical assistance, research and teaching activities.

Material and method: An observational, cross-sectional study was carried out based on two on-line surveys: one addressed to the head of the pain unit, and the other, to the psychologists.
The first one requested information on the level of the unit, the typology and the number of patients attended, as well as the number and specialties of the professionals working within it. The perception of the need for a psychologist was also requested. The second survey, which was addressed to psychologists, required information on the scope and conditions in which they performed their professional work, the type of professional activity, their training and their teaching or research activities.

Results: 72 out of the 187 surveys (39 %) sent to the heads of pain units responded. In addition, 27 responses from psychologists were obtained. After debugging the data, the sample finally consisted of 70 surveys of heads of pain units and 25 psychologists.
According to the data, 29 % of the pain units had a psychologist. Among the units defined as multidisciplinary (47 %), 51 % reported to have a psychologist. Among the pain units
that did not have a psychologist, 94 % considered this professional necessary.
Psychologists who responded to the survey were on average almost 44 years old. They were mostly women (64 %) and had on average 8 years tenure working in pain. With regards to their training, 56 % had a specialty in clinical psychology and 28 % had a doctoral degree in psychology. 32 % reported no specific training in pain. 60 % of the psychologists were integrated into pain units, although mostly with part-time dedication. 28 % were working in the university and 20% of them collaborated with the pain units,
in spite of having their professional activity in other care services.
Among the psychologists integrated into pain units, slightly less than a half had non permanent jobs. The predominant model of therapeutic intervention was cognitive-behavioural.

Conclusions: The percentage of psychologists integrated in multidisciplinary pain units is lower than it would be expected after considering the standards and recommendations of the Ministry of Health, Social Policy and Equality. This was so despite the fact that more than 90 % of the responsibles of pain units who did not have a psychologist in their team, considered that professional as necessary.
The number of participants has been low, but comparable to other research of this type. In addition, because of its coincidence with the results of other studies, the descriptive data obtained can be considered valid. However, further studies are needed to
confirm this.

Key words: Psychology, multidisciplinary pain units in Spain, health professionals.


RESUMEN

Objetivo: Determinar los roles de los profesionales de la Psicología que en España se dedican de forma total o parcial al estudio y tratamiento del dolor, así como a su formación y actividad asistencial, investigadora y docente.

Material y métodos: Estudio observacional, transversal, basado en dos encuestas online: la primera orientada al responsable de la unidad de dolor, y la segunda al profesional de
la Psicología. En la primera se solicitaba información sobre el nivel de la unidad, la tipología y el número de pacientes atendidos, así como el número y la especialidad de los profesionales con que contaba. También se solicitaba la percepción sobre la necesidad de contar con un profesional de la psicología. En la segunda encuesta, dirigida a los psicólogos/as, se requería información sobre el ámbito y las condiciones en que realizaba
su labor profesional, el tipo de actividad, su formación, así como la realización de actividades docentes o de investigación.

Resultados: De las 187 encuestas enviadas a los responsables de las unidades de dolor que figuran en el directorio de la SED, se obtuvo respuesta de 72 (39 %). Asimismo, se obtuvieron 27 respuestas de profesionales de la Psicología. Tras depurar los datos, la muestra quedó finalmente formada por 70 encuestas de responsables de unidades de dolor y 25 psicólogos/as.
El 29 % de las unidades disponían de psicólogo/a. Entre las unidades que se definían como multidisciplinares (47 %), el 51 % informaba disponer de psicólogo/a. Entre las unidades
que no disponían de psicólogo/a, el 94 % consideraba necesaria esta figura profesional.
Los psicólogos/as que respondieron a la encuesta tenían una edad media próxima a los 44 años, eran mayoritariamente mujeres (64 %) y llevaban poco más de 8 años trabajando en dolor. El 56 % disponía de la especialidad en Psicología Clínica y el 28 % tenía el grado de doctor en Psicología. El 32 % refería no tener formación específica en dolor.
El 60 % de los psicólogos/as estaban integrados en unidades de dolor, si bien mayoritariamente con dedicación parcial. El 28 % estaba vinculado a la universidad y el 20 %, aunque ejercía su actividad profesional en otros servicios asistenciales, estaba en coordinación con las unidades de dolor. Entre los psicólogos/as integrados en unidades de dolor, algo menos de la mitad tenían condiciones laborales poco estables. El modelo predominante de intervención terapéutica era el cognitivo-conductual.

Conclusiones: El porcentaje de psicólogos/as integrados en unidades multidisciplinares es inferior al que debería esperarse, considerando los estándares y recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Y esto, a pesar de que más del 90 % de los responsables de las unidades que carecían de psicólogo/a en sus equipos, refirieron que esta figura profesional era necesaria.
El número de participantes ha sido bajo, pero homologable, a lo que suele suceder en este tipo de trabajos. Además, por su coincidencia con otros estudios en los resultados de determinadas variables, los datos obtenidos serían indicativos de la validez de la información presentada. Sin embargo, serán necesarios otros estudios para confirmarlo.

Palabras clave: Psicología, unidades multidisciplinares de dolor en España, profesionales de la salud.


Artículos relacionados

Instrucciones para citar

A. Castel1, B. Ojeda2, C. Van-der Hofstadt3, V. Monsalve4, I. Failde5, A. Salazar5 y J. Miró6 1Unidad de Dolor. Hospital Universitari de Tarragona Joan XXIII. Grupo Multidisciplinar de Investigación en Dolor (GMID). Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili. Departamento de Psicología. Universitat Rovira i Virgili. 2Unidad de Fibromialgia. Hospital Clínic de Barcelona. 3Unidad de Psicología Clínica de la Salud. Hospital General Universitario de Alicante. Departamento de Psicología de la Salud. Universidad Miguel Hernández. Instituto de Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (ISABIAL-FISABIO). 4Unidad Multidisciplinar de Tratamiento del Dolor. Consorcio Hospital General Universitario de Valencia. 5Área de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de Cádiz. Observatorio del Dolor (Cátedra Externa del Dolor). Universidad de Cádiz. Instituto de Investigación e Innovación en Ciencias Biomédicas de la Provinci. El papel de la psicología en las unidades de tratamiento del dolor: acerca de la actividad asistencial, docente e investigadora. Rev Soc Esp Dolor 2018; 25(Supl 1): 14-28 / DOI: 1020986/resed20173603/2017


Descargar a un gestores de citas

Descargue la cita de este artículo haciendo clic en uno de los siguientes gestores de citas:

Métrica

Este artículo ha sido visitado 1149 veces.
Este artículo ha sido descargado 62 veces.

Estadísticas de Dimensions


Estadísticas de Plum Analytics

Compartir

Este artículo ha sido valorado por 1 lectores .
Valoración del lector:
Valora este artículo:
© 2020 Revista de la Sociedad Española del Dolor
ISSN: 1134-8046   e-ISSN: 2254-6189

      Indexada en: